in

El SUP alerta del notable incremento de los delitos informáticos y reivindica más medios y personal para su prevención e investigación

Los delitos más denunciados en cualquier comisaría de Policía Nacional de
Galicia, a día de hoy, son aquellos relacionados con la red, constatando un
notable incremento de estos hechos durante el año 2021.

La pandemia ha limitado el contacto social, incrementando el uso de internet,
tanto en las relaciones laborales como en las personales, de ocio y tiempo libre.
En ese escenario el incremento de los delitos informáticos ha sido exponencial.
A pesar de ello, algunos particulares no denuncian por vergüenza o por la
cuantía de la estafa y algunas empresas tampoco lo hacen por temor a ver
afectada su reputación.

En lo que se refiere a los delitos telemáticos hay que hablar principalmente del
phishing. Se trata de un correo malicioso que altera el dominio y que engaña al
usuario utilizando una imagen y una URL falsa para suplantar la identidad. El
más habitual en los últimos meses es el que se hace pasar por empresas de
transportes o por entidades bancarias. En el primer caso, piden el pago
adelantado para recibir un paquete y en el segundo solicitan datos personales de
una tarjeta o cuenta para desbloquear la actividad de las misma. Los expertos en
la materia advierten de tres modalidades delictivas a través de internet que se
están observando estas semanas y que son las relacionadas con la devolución
de los ERTES, la campaña de la RENTA y recientemente los secuestros de la APP
WhatsApp usando un mensaje de un contacto conocido.

El SUP lleva muchos años demandando la creación y potenciación de grupos de
delitos tecnológicos en todas las comisarías, con especialización, formación y
medios, tanto materiales, como personales. En este campo, que avanza tan
deprisa, la Policía necesita actualización constante, registrando un aumento de
ataques cada vez más complejos con creciente profesionalidad de la cibercriminalidad. A menudo, a causa de la sofisticación del software malicioso, no es
posible aplicar acciones de defensa o buscar los orígenes de los ataques.
Es por ello que las FCSE así como jueces y fiscales necesitan tener, una
comprensión general de los orígenes, métodos y consecuencias de este nuevo
tipo de delincuencia, fortaleciendo la prevención y la investigación de esta
tipología.

Conscientes de esta necesidad el SUP Galicia colabora con Ara Formación en la
organización de un curso avalado por la Academia Galega de Seguridad Pública.
Esta formación está dirigida de forma específica a los integrantes de las Fuerzas
y Cuerpos de Seguridad. Su inicio está previsto para el 14 de junio, en modalidad
de tele-formación, con apoyo de aula virtual. Cuenta con expertos docentes en
diferentes campos, siendo el director del curso Arán Feijoo Covelo

¿Qué te parece?

El Gobierno deja en situación de desamparo a los policías, apoyando el indulto de los que alentaron la violencia contra los agentes que defendieron el orden constitucional en Cataluña