in

El SUP denuncia la marginación de la Policía en la campaña de vacunación del Covid en Cataluña

La política prevalece sobre la sanidad en Cataluña ante la permisividad del Gobierno y la inacción de la Dirección General de la Policía. Se suspende sin justificación la vacunación inmediata de la plantilla de la Policía Nacional mientras policías locales y autonómicos ya han sido vacunados. A partir de ahora en Cataluña sólo se vacunará a los policías nacionales de entre 60 y 65 años.

La Policía Nacional, al revés que en el resto de España, no es un colectivo esencial en la campaña de vacunación de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Así se desprende de la grave decisión tomada en las últimas horas y que denunciamos desde esta organización sindical.

La reanudación de la vacunación con AstraZeneca de la plantilla de la Policía Nacional en todo el Estado estaba prevista para las próximas horas, sin embargo, en una decisión sin justificar, en Cataluña sólo se vacunará a los policías nacionales de entre 60 y 65 años. El resto de los policías nacionales destinados en la comunidad catalana tendrán que esperar para recibir su dosis a que se vacune toda la población de ese rango de edad en la comunidad.

Desde el SUP denunciamos esta inaceptable decisión sin justificar que margina a los policías nacionales destinados en Cataluña presentándolos como “una policía de segunda” frente al resto de policías locales y autonómicos que sí han sido vacunados en su práctica totalidad. La discriminación es doblemente grave ya que la Policía Nacional, junto a la Guardia Civil, es la policía del Estado y de todos los españoles por igual, y por lo tanto debería recibir el mismo trato en todas las comunidades autónomas sea cual sea el color de su Gobierno. La unificación de un mismo criterio en todo el Estado para vacunar a los policías es una de las reivindicaciones que repetimos una y otra vez desde el SUP y la salud de nuestros compañeros, nuestra prioridad.

Tras conocer estas novedades que sólo podemos calificar de muy graves y no podrían materializarse sin el visto bueno del Gobierno y el silencio de la DGP, desde el SUP exigimos que los compañeros destinados en Cataluña reciban de inmediato el mismo trato sanitario que los policías locales y autonómicos de esa autonomía, y por supuesto que el resto de sus compañeros de la Policía Nacional del resto de España. Su trabajo reviste vital importancia, y más en tiempos de pandemia, sea cual sea el territorio de España en el que realicen su misión y todos entran por igual en la calificación de “grupos prioritarios” de la segunda fase del plan nacional de vacunación. Permitir que en Cataluña se margine a nuestros compañeros en la estrategia de vacunación es inaceptable y fomenta aún más el aislamiento al que se ven sometidos los policías nacionales que realizan su trabajo en ese territorio.

¿Qué te parece?

Investigación de la Audiencia Nacional por la concesión de la medalla de plata al ex jefe superior de Policía de Navarra

49 detenidos en un operativo de prevención de robos y hurtos en la zona del Puerto de Barcelona