in

Reunión Grupo de Seguimiento Administración-Sindicatos del Plan de actuación frente al Covid-19 en la Dirección General de la Policía

Hoy ha tenido lugar una reunión del grupo de seguimiento Administración-Sindicatos del Plan de Actuación frente al Covid-19 en la DGP que, como todos sabemos, se produce en un contexto de avance de fases en el proceso de transición hacia lo que llaman “nueva normalidad”, presidido por la mayor libertad de movimientos y el inicio del trabajo presencial en muchos ámbitos.

Uno de los puntos fundamentales en esta reunión ha sido la cadencia de los turnos, materia en la que el SUP sostiene (antes y ahora) que el que mejor puede garantizar la salud de los policías es el 6×6 y que debe aplicarse hasta que el riesgo para la salud por el Covid-19 desaparezca, al menos. Retroceder a otras modalidades sería un riesgo que la DGP no puede obligarnos a correr. De igual forma, hemos defendido que en esta etapa las políticas de conciliación deben ser una constante y que necesitan ser coordinadas y disponer de una instrucción clara que las regule por la excepcionalidad del momento.

Sobre la reincorporación al servicio, ha sido otro de los temas planteados por el SUP con la premisa de que la salud de todos los funcionarios es primordial. Defendemos que, como regla general, en los casos en los que sea posible y el servicio se pueda sacar adelante sin presencia, se fomente el teletrabajo. Para todos los demás casos, hay que reducir al mínimo las interactuaciones entre funcionarios y establecer canales de comunicación (vía mail) para disponer de información en tiempo real. Ese regreso a la actividad, además, debe producirse tras el preceptivo informe de un facultativo. También hemos reclamado que las adaptaciones del puesto de trabajo no sean tramitadas como incapacidad temporal. En este ámbito, la DGP nos informa de que el colectivo de personas especialmente vulnerables se va a incorporar a partir del 22 de junio (siempre que no presenten patologías previas; en caso contrario, seguirán un procedimiento que se publicará en breve, valorando caso a caso).

El conjunto de medidas de protección de la salud que reclama el SUP afecta también a la higiene, pidiendo la distribución y uso de mascarillas tipo FFP2 que deben ser las utilizadas, como mínimo, en las intervenciones. Las quirúrgicas para aquellos casos en los que no se produzca una interactuación intensa con el ciudadano no son las apropiadas para la operatividad en la calle. También hemos reclamado la instalación de contenedores para restos biológicos y que, en cualquier caso, se implante una rociadora cada vez que se desechen guantes o mascarillas, entre otras EPI’s. De cara al verano, además, es imprescindible extremar la limpieza de los equipos de aire acondicionado; sobre todo, en sus filtros y mediante la aplicación de virucidas.

Estas actuaciones deben sumarse a la desinfección de las instalaciones de PN. En el SUP hemos planteado la posibilidad de establecer mecanismos de coordinación con la Unidad Militar de Emergencias (UME) para incrementar su número y frecuencia, así como el alcance de las mismas (oficinas de denuncias, puestos de atención al público, equipos de trabajo, etc.). Esa misma coordinación es la que hace falta a la hora de que las compras de EPI’s, ahora descentralizadas en las plantillas, sean más homogéneas; en algunos casos un mismo equipo (por ejemplo, la mascarilla) ha sido adquirido con unas características más ergonómicas por una jefatura superior que por otro. Desde el SUP reivindicamos la necesidad de contar con la misma protección, sin que el estar destinado en una dependencia u otra suponga que se resiente la calidad o ergonomía.

Otro punto relevante abordado por el SUP ha sido el relativo al uso de gimnasios de la DGP o la ENP, en donde sería aplicable la Orden SND/388/2020. Reclamamos la aplicación de un horario de uso adaptado a la situación sanitaria y que incluya la cita previa, implantando un acceso escalonado y una distancia mínima de 2 metros entre usuarios, además del uso de la mascarilla y una bolsa para guardarla en un lugar habilitado obligatorio. Las medidas deben ampliarse al uso de hidrogel y desinfectante para calzado, la limitación del aforo, la renovación permanente del aire, la limpieza frecuente o inmediata de duchas y aseos, la prohibición del uso de grifos de agua (botellas de uso individual) y la realización de rutinas físicas individuales y sin contacto con otras personas. En cuanto a las actividades formativas, hemos reclamado que lleve a cabo una evaluación de la asignatura de defensa personal, de modo que el trabajo sea individual y se garanticen las medidas higiénico-sanitarias. Prevenciones que deben extenderse a la ENP en cuanto a las carreras (distancia mínima de cuatro metros) y el uso de duchas.

Sobre protección, hemos intervenido para demandar que se asignen chalecos antibalas de uso individual con una previsión de reparto para los nuevos policías. Desde el SUP hemos reclamado saber cómo y quién va a certificar que estos equipos de protección cumplen realmente con sus características y si los de uso interno pueden mantener sus propiedades en el caso de que se usen externamente.

De cara al inicio del periodo estival, el SUP ha puesto sobre la mesa dos cuestiones. La primera, la forma de gestionar policialmente la llegada de turistas a España, que creemos tiene que contar con un protocolo en el que la DGP indique, con la normativa en vigor, las actuaciones a desarrollar. La otra se refiere a la llegada de inmigrantes a nuestras costas (en la última semana han llegado medio millar a las Islas Canarias) que exige el cumplimiento de las medidas de cuarentena y, sobre todo, la firma de protocolos con entidades sociales que permitan que PN se haga cargo sólo de las materias de carácter policial y que estos repuntes, si se prolongan, cuenten con los recursos necesarios (humanos, materiales y de medidas de protección de la salud de los policías).

También hemos planteado la evaluación de las actividades policiales, como venimos haciendo desde el inicio de esta crisis sanitaria, y la elaboración de la planificación de acción preventiva (PAP) correspondiente.

Finalmente, hemos solicitado una reunión ordinaria de la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial y la Administración nos ha respondido que se convocará a finales de este mes.

¿Qué te parece?

12 points
Upvote Downvote
SUP robo MENAS Madrid

El incremento de la delincuencia en Madrid protagonizada por los MENAS, un problema social que va más allá del excelente trabajo policial

Policías SUP intervienen cocaína Granada

Policías intervienen 3,3 kilos de cocaína ocultos en el bajo de un coche