in

El SUP responde a Junts: la vacunación no atiende a banderas

Declaraciones como “La Generalitat no debe vacunar a policías nacionales porque no se sienten catalanes” discriminan a los agentes y rozan la xenofobia

Desde el SUP no vamos a tolerar declaraciones públicas que incrementan el odio hacia los policías que trabajan en primera línea para todos los ciudadanos sea cual sea su comunidad autónoma. Los últimos comentarios insultantes del líder de una de las formaciones que integran Junts per Cataluña refuerzan la realidad que denunciamos desde el SUP: la discriminación en el proceso de vacunación de policías y guardias civiles en Cataluña responde a criterios políticos que sanitarios.

A día de hoy en la comunidad autónoma catalana el 86% de la plantilla de policía nacional sigue sin vacunar, mientras la cifra de vacunados alcanza prácticamente a la totalidad de los policías autonómicos y locales. Una situación claramente discriminatoria denunciada sistemáticamente por el Sindicato Unificado de Policía, a la que ahora hay que añadir las malintencionadas manifestaciones públicas de Adrià García, líder de las juventudes de Demócratas de Cataluña formación integrada en Junts per Catalunya.

Desde el SUP recordamos que la policía, como Sanidad, no atiende a banderas en su trabajo al servicio del conjunto de los españoles. No obstante, merece la pena recordarle al autor de estas declaraciones

que es el Estado español quien paga las vacunas destinadas para todos los ciudadanos de nuestro país sea cual sea su procedencia. La vacuna contra el Covid19 es un derecho de todos y no un arma política.

¿Qué te parece?

SUP coronavirus fase desescalada

Policías y guardias civiles nos negamos a ser las cobayas del Gobierno

La discriminación de los policías destinados en Cataluña